Negocio

Ya es posible la limpieza de autos sin desperdiciar agua, reduciendo gastos en costosas plantas de tratamiento, permisos especiales y enormes facturas por consumo de energía eléctrica por el uso de maquinaria de presión o túneles de autolavado.

Nuestro método de limpieza no ocupa detergentes, métodos abrasivos ni solventes tóxicos que dañen la salud o las superficies del vehículo.

Si bien ocupamos un sistema de rociado y limpieza, cuando se trata de hacerlo como negocio, esto debe ir acompañado de nuestra capacitación profesional exclusiva y sin precedentes en este nuevo método, lo que te permitirá reducir tiempos de entrega al cliente y desperdicio de insumos.